El pasado fin de semana emprendí el vuelo con R Guevarra en la carreta Nahualt Toyota, de esas que andan de moda asustando en paisito.  Fuimos a la República de León, donde reside un delfín con tenis y resistencia alienígena.  La Condesa de León nos recibió en su “Palace of solitude”(su chante pues), con su famosos sidekicks “Tiger uppercut” y “Valentina pac-doggy”.

Es sábado e íbamos rumbo a las faldas del Volcán Télica. Quien en su sano juicio sube un volcán con la fría y cálida “Luna” de la tarde.

Nuestra líder nos llevó por una ruta que no conocía, un par de estirones y salimos. Iba algo rendido pues mi amigo Majin Boo, no me dejo almorzar. Iba peor que Reloj Suizo. No sé qué misión llevaba, pero si era palmarme de hambre lo estaba consiguiendo.

A nuestra horda se había unido un Leones, nacido de las cenizas del Cerro Negro, su nombre clave May. No llevaba prácticamente agua, una mochila Jansport y vestido con la completa confianza de algún antiguo guerrero.  Me sorprendió que con tan solo un año de andar corriendo iba al ritmo de la Titania Acuatica. Nosotros los Humanos enclenques de “Neverland” los seguíamos con la convicción de que llegaríamos, no sé cómo, pero llegamos.

DCIM100GOPROGOPR8643.
DCIM100GOPROGOPR8643.

El camino lo cobijaban los arboles entretejiendo con la luz algunas sombras extrañas que parecían cobrar vida. Ya en el pie del Volcán con el cielo abierto sin límites nos topamos con el típico rotulo de “Peligro un paso más y va por tu cuenta cabrón”.

Al cabo de un rato nos encontramos en la cima, viendo el complejo volcánico de Télica. Con una chela que se sabía la morfología y nombre de todos los volcanes. Me contó que los había escaneado uno a uno con la suela de sus nuevo HP trail scanner.  Otro invento Marca Acme.

Después de un rato almorzando Mani con chocolate a las 4pm descendimos. Ellos a todo tren, yo como toda tortuga iba tarde otra vez.

Aprovechaba los Descensos, me moría en lo plano, era todo un semáforo de emociones. Del cansancio le dije al Prix quizás nos habíamos perdido. En eso llama a nuestra flamante guía.

  • Nos perdimos.  (R. Guevara)
  • Pero si los estoy viendo, sigan recto un tramo más. (Lion shoes).

Le suplique a mis a pies cerrar fuerte, al parecer despertaron de su letargo. Nuestro escenario de arboles y arena aclamo con una suave brisa el final.  El camino sigue, pero hasta aquí llegamos por hoy…

DCIM100GOPROGOPR8697.
DCIM100GOPROGOPR8697.

 

yarellano20@gmail.com

Anuncios