Una vida con propósito. Necesito algo que me despierte. No logró perdonar me. Mañana, si logro conciliar el sueño, iré por 30 kilómetros. Tengo rato de no hacer distancias largas. Pero espero acudir a la meta. Las montañas me dan un sentido a mi vida. No significan mucho, han estado más tiempo que tu y que yo.

Pero vuelven a recordarnos que todo es un proceso. Nos dan nuestro triunfo silencioso.

Me rodeo de buenas personas. Que comienzan sus vidas. Gente que busca cambios o dejar su huella por donde pasan. Me respetan, trato de tratarlos como se merecen. Quizás por recordar como era cuando comencé, por creer en sus capacidades.

Pero de las idas y vendidas por la vida. No somos exentos a volver al punto de inicio, aunque motivados por nuestro sueño, en conjunto motivamos a otros a créer, crecer y correr. Por lo demás… Ya vendrá.

Anuncios