He vuelto a correr.  A ver cuanto me dura este rigio.  Tenia rato de no subir y bajar cerros,  mis amigos de los senderos han subido el nivel, a cada rato actualizan sus hazaňas.  Teniendo en mente nuevos retos,  mas distancia, mayor altura,  mas selva.  

Hoy fui con un par singular,  crei que iba a ir lento, y asi fue.  Mas tuve problemas tecnicos.  

Si cuesta, si duele,  a veces  percibes la libertad ,  en otras sos un presidario de un camino sin fin.  

Algo que si es cierto,  es un buen tratamiento.  Cuando no quieres pensar en nada. Borrar tristezas,  problemas de trabajo,  atracos de la vida diaria. Cuando ya no quieres creer en el maňana,  que mejor que mandar todo a la chingada por un par de horas.  

Quien no ha sentido que esta a punto de fallecer,  con los sentidos batallando por mantenerte en pie.  Cuando te cuesta respirar,  y la mera nocion de vida parece un episodio fugaz.  No importa si no hay con que vivir maňana,  si te abrumaran las llamadas de cobro.  

Te das cuenta que todo es un teatro bien plantado.  Que el paisaje que observas es hermoso,  pero ha estado ahi, mudo. Ocultandose del modernismo. 

Cuando caminas como un actor de reparto de the walking dead.  Sabrás que tus limites estan en tu mente,  que tu espiritu carga las esperanzas de la vida que llevas.  No ganas,  no pierdes,  solo vives,  Atesorando cada momento que puedas.  

Algo que muchos a nuestro alrededor no entienden.  Locos dirán algunos.  Los niňos olvidados del nunca jamás.

Habran sus dias buenos,  dias malo. Pero esos piňales,  esos cerros y paisajes, aquella gente que te vio morir y resucitar mas de mil veces.  Sonriendo,  compartiendo y volando en el traspatio de los encuentros.

Todo eso debe contar para algo, aunque Ripley no lo crea… 

Anuncios