Balonrojo

Como expresarte cuando la ves así, sonriendo de frente con esos ojos densos y una sonrisa impecable.

Desplegada al aire como un cartel de bienvenida.  No existen palabras que puedan describirla. Solo siento que se fue otro día de Julio, sin poder completar oraciones, sin decir más que hola que tal y bai.

De nuevo este vacío de vos y el silencio que se repliega en mi interior.

El eco de mea culpa. ¿Qué haces? Dile lo bonita que se ve pintando de rojo el aire.

Saltando de un lado a otro entre la multitud, activa, deslumbrante, en actitud de guerra. Repartiendo ordenes, recostada en la silla, en la mesa y en mis sueños.

Una distorsionada realidad de un domingo de campo. Al que nos volvemos familiar.  Pero distantes.

Te extraño desde el día cero, desde él nos veremos de nuevo. En otra correremos.

¿De qué o de quién? De mí o de ti.

Señito de oraciones cortas, deja una luz tras tus pasos. Un guiño, un señuelo un pedazo de cielo.

Una foto, un retrato o palabras de papel.

Quizás un dibujo de un elefante azul desterrado de un invierno cruel. Con la ilusión en sus ojos, con la migración de valijas desorientadas por tu nombre. Repicando en su cabeza, con cada amanecer, con cada anochecer, con más preguntas que respuestas.

el-elefante-azul-2.jpg

Anuncios