Últimamente,  no se que decir.  La voz no me ayuda.  Me siento una especie de maquina tratando de saldar su deuda.  Viendo películas para contagiar el espíritu de algún cambio ajeno.  Pero reflexionando sobre los propios.  Se viene el fin de año,  el auto examen.  Siento que he aplazado todas las materias.  Lo he intentado y he dado un buen esfuerzo.  Pero vuelven esas preguntas. ..

¿Por qué Seguimos? ¿ Cual es el propósito de todo? ¿Por qué la gente finge tratarte bien?  ¿Quien es verdaderamente auténtico?  ¿Cual es tu opinión sobre la autenticidad? ¿Por qué asusta la realidad?  Debemos sumergirnos en mundos de alcohol para suavizar sonrisas.

Me gusta escribir,  comparto que desearía publicar mis locuras.  Sin embargo cuando casi veo materializado un propósito de esos me dejó caer.  Percibo que antes nacía porque si.  Se fue la pasión, se acaba la tinta o la visión anarquica de ella.

Tanta gente falsa en el mundo.  Tantas máscaras.  Crees conocer a alguien porque mencionó un dragón,  dibujo unas vigas con enchapes de piedra, rozó unas teclas de algún piano, toco algunas cuerdas con hilos en los dedos,  sono a música con contenido.

Sabes pareció de esa libertad con causa.

Pero no es así.  Todo se repite,  una y otra vez.  Aquel dragón levantando sus escamas para dejarse ver el corazón. ..  Aquella molotov en la carrera mas despiadada.  La única que voló imaginación. .

Al final todo se reduce a máscaras.  Mi yo es una interrogación al aire.  Doy clases por deporte con los lentes oxidados,  el pelo despeinado,  los tenis desamarrados.  Convenciendo al prójimo que no es la nota lo que vale sino lo que sabes al final de la clase.

¿Que diría mi yo de hace diez años?  Pobre tipo se le fundió el coco.
Tal vez… ¿Quien sabe?

A lo mejor no.

Pueden ser que los años que pasan parecen familiares de los otros. ..  Indiferentes al mundo se alejan y aquel deseo de ser feliz se reduce a eso…

Deseo.

A lo mejor ya estoy loco.

yarellano20@gmail.com

Anuncios