He dejado de escribir.  Es como si una avalancha de obligaciones me ha soterrado en un mundo de sueños… La felicidad entrecortada,  los días monótonos.  Buscando a la que vuela,  o con pancartas al cielo esperando que caiga un ángel. 

Vidas van y siguen su curso.  A quien ven  detrás de estos lentes.  Interés,  compartir,  amistad.  ¿Vivir?

Me gusta ver todas esas películas de los ochenta,  ante un panorama incierto,  una juventud en caos buscando salidas. 

Pero que haces de tu vida cuando creces.  Cuando lo gris invade.  Anhelando una sonrisa como el sol…

Navegamos en un vaso medio roto destinados a ver detrás del cristal. 

Angel de pliegos y retazos,  vuelve tu vista a mi.  Di mi nombre en silencios,  toca a la puerta de mis sesos.  Comparte el cielo de tus ojos.

Dibuja en mi rostro una sonrisa.  Sostén mis brazos por instantes. Camina junto a mi como locos delirantes.

Anuncios