wpid-wp-1441860491347.jpeg

Creo que no volveré  a ver en mucho tiempo un cerro pintado de azul y blanco.  Sin  política,  sin sangre, sin manipulaciones mediáticas.

Yo  ya viví mi 14  de septiembre,  mi batalla de San Jacinto,  unidad de nación sin mensajes ocultos para cada ocasión.   Estuve sorprendido,  nervioso,  distinto,  quieto,  pálido semi  ido,  sin voz con cada nervio apretando el corazón.  Pase de tristeza a alegría,  de fraternidad  a mentadas de madre,  quise tocar la música con los ojos.  Fue la muestra de patriotismo más hermoso que he visto en años.  Sin obligación,  simplemente  voluntad.

¡Vamos  Nicaragua!

wpid-wp-1441860504979.jpeg

A grito partido se escucha unísono dentro de la multitud bicolor .

Silencios profundos invaden mi corazón.   Pasé un pase, de prisa risa.  Mas adelante el cielo en sueño, con alas extendidas.

Ante lo presente,  todo parece extraño.  No hay razón para que llorar,  ni siquiera el caer de manos al suelo,  la melancolía  se va…

wpid-wp-1441860542027.jpeg

Un destello inesperado quebró  18 mil corazones.  El destino preso de miedo quedo inmóvil casi muerto.  Pasaron los minutos,  reaccionamos de nuevo,  más de agradecimiento por hervir la pasión,  ese amor a primera vista que dejó incendios en el alma e ilusiones que sembraron las primeras brasas del fútbol, nicaragüense…

Si señor nicaragüense .

Tan nica como el pinol.

wpid-wp-1441860571779.jpeg

yarellano20@gmail.com

Anuncios