image

Pendiendo de un cable a saber cuantos metros del suelo,  procurando  que tus brazos funcionen.  Que no te traicione el pensamiento.

Rechinan los dientes pero eso no impide que el viento rose cada molécula, en un baño de aire fresco.

Fotografías atestiguadas,  poses  de Revistas, pinos de raíces largas.  Recuerdos con cicatrices.   Queriendo escapar de un presente y transportarme a un pasado,  en que buscaba lo mismo. Tierra  blanca de subes y bajas, de llenos y vacíos,   permanece quieta no te duermas en el silencio.

El tiempo cambia el escenario ligeramente pero nosotros contamos la misma historia de ayer. Entre bohemios, ebrios,  pinos y un frío intenso. Brincando  encima de una portería de fútbol empujando  un triunfo al precipicio.  Ultimando una porra como Roger waters y el platillo chino en echos.  Pulverizando un hielo  con los puños dejando caer estrellas por el horizonte.  Persiguiendo  una sonrisa de ojos chinos filosofando a lo aniceto.

A medio andar reconociendo las calles.  Los desayunos  y las cenas.   El caballo cholenco  que me llevaba a paso lento pero seguro por el sendero de la montaña de agua.

   Cuantas historias que parecieran distantes.  Se hacen presentes en un día extraño en que la lucha sigue pero intoxicada de mínions. Van buscando promesas,  la tierra prometida,  desfiles  de  personajes reciclados.   Dejando su paraíso  por un día festivo mediático.

   Me encuentro  a mi viejo  amigo con sus sueños de bolsillos rotos,  el mismo y la desilusión que aqueja.   La noche se avecina y debo de bajar de estas nubes de san payo con el pesar de un ermitaño que no desea regresar  con fecha de caducidad…

Toda historia tiene un fin, espero que este no sea el fin sino el comienzo.

image

Anuncios