image

El ahorro es  lo que sobra del mes,  y como no sobra nada… Nada ahorramos.

Economía de pisos controlados.   Amnesia de números robotizados.  Hábitos sanos que forman estrategias.  Cinco minutos de gastos para vivir tranquilamente y tener decisión de como vives o caminar de manera ilógica tropezandote con las deudas.

Fórmulas para seguir  con vida.   Imprevistos controlados,  emergencias  envasadas.   ¿Será que hasta el aire se le pone precio?  ¿Administrar es un arte?

Demostrar que  consumimos ubicando los gastos hormigas que acumulamos a diario sin darnos cuenta.

Tantas ideas sueltas,  experiencias ajenas.  Algunas identificadas  con nuestras propias vidas.  La conductora propone,  el público ríe,  escucha,  se divierte.  ¿Quien dijo que el presupuesto brinda Sonrisas?

La idea flota en el aire,  reposa en el suelo.  Se levanta y se presenta delante de todos…

Libertad financiera.

La propuesta  es simple…

Disciplina.

Pero con enfoque,  seguimiento y estudio de nuestro propio  sistema.  Construimos en píxeles de teclados plásticos algunos vidrios  de colores,  techos alargados,  paredes sinuosas.

Mas nuestras ideas penden de una infraestructura  débil.  Tan débil que le cercenamos altura, para no desnucarnos al caer.  Porque  estamos más seguro de la rodada al cauce que de subir la Montañita por donde comienza nuestra siguiente aventura.  Sin embargo,  el significado  de fracaso o el miedo a fracasar frena cualquier paso adelante.  No conocemos acaso que el fruto del fracaso es el éxito.   No hay éxitos en menor grado,  antes de caminar abollamos un poco los sesos.

Como vivo inmerso en mi propio ciclo,  vivo ajeno a ciertos movimientos sociales.  De esos que tanto pedí siendo mas joven e ignorante.  Sediento de dejar mi propia huella.  Mas las realidades  y los ego-sistemas terminan por definir una auto ayuda por destruirte y replantearte de nuevo.
Hoy me he topado con sorpresa,  no me se el nombre de la expositora por distraido. Agregando el hecho de haber caído por invitación y no a sabiendas.  Pero me lleve la alegría  y la fortuna de un hilo conductor de rastros de fugas financieras.  Como hackear  tus finanzas,  fue una intrépida e heroica puesta en escena de como tenemos a diario frente a nosotros pero por comodidad lo aplazamos por un futuro cercano tan lejano como la muerte.  Ni matusalen con nuestros hábitos lograría salir del laberinto que hemos ido  creando ocultando a cada día nuestras respuestas.

Esperanza con sabor a pinol fue más  creible y gratificante que todas estas estafas promocionales de pirámides de mercado  con productos  milagrosos cura vejez que nos sonsacan a diario.  Que sin embargo  de algo si tienen razón en construir tu propia red de mercado.  En potenciar tu producto (vos mismo) y mercadear tus ideas (servicios) .

Se habló de los pobres resultados por Facebook algo que ya he notado.  Seamos francos el público diverso  en nuestra red no anda precisamente buscando  negocios.  A menos que estemos afiliado según intereses comunes como suele suceder  en las comunidades o foros.  Que con el paso del tiempo se volvieron en mitos porque requieren de respuestas más pensadas que hoy en día se abrevian  con un like.

Me alegra tanto que exista alguien que encontró varias pistas,  las analizó,  estudio ,  propuso y ordenó para compartir  con nosotros.  En una sociedad nica  que esta transformándose y es despiadada  con los los pequeños empresarios.  Por cultura el que tiene la piedra hace un hoyo para guardarla y que le sirva de mojón,  algo como su kriptonita bonita cura males.  Mas a través de la historia no hay triunfos sin grupos de trabajo,  sin equipos con metas comunes.  Pero el buen nica entiende que una golondrina  hizo el verano.

A lo que concluyó,  bien lo dijeron los abuelos dime con quien andes y te diré quien eres.  Si fomentamos compartir  experiencias y nos unimos para procurar que el sistema no se aproveche del joven que mantenemos buscando ante la adversidad pintar su mundo.  Tendremos tiempo para todo,  vida para rato y felicidad controlada basada en información en-redadas.

Anuncios