image

Quienes somos en realidad.  Que queremos  y que hacemos que no damos ese primer paso.  Hoy en día el cine nos vende sueños por dos horas máximo…  Puedes ser un mal max,  pac man o entrenar a tu dragón.  Devolviendo batazos por sorbos de Aires, retomando historias como propias.

Con la economía  actual contra la que luchamos,  violentando u adaptándonos a un sistema superfluo donde un “hola” se ha vuelto casi en extinto.  Hoy le  tenemos miedo a las personas auténticas que no ocultan lo que sienten,  la tristeza  es una enfermedad.  Aquel que muestra el lado oscuro  de su corazón deberá no sorprenderse si la indicada corrió más rápido que flash de donde estaba a la china.

El ser honesto,  es ser ingenuo.

¿Hacia donde vamos?

Lo colectivo se ha muerto. Permanece pausado en cantinas o bares donde un litro puede generar más amigos que un partido de fútbol.

Se que no soy yo,  somos todos los que hemos visto los cambios.  Cuán  grande nos referimos  a la infancia y que tan triste resuenan estos años.  En que razonamos demasiado,  reír es y debe ser nuestra vocación.  Aunque la tristeza  se combine con el júbilo de la esperanza.  Con el de verte mi anónimo querer,  invisible en el aire intentando no desfallecer.

Anuncios