image

Parece que la vida camina en automático. Lento, repites el mismo ciclo.  Sin darte cuenta que  eres parte de un programa.  Dormir,  despertar,  reír,  respirar.  Que se debe de hacer para que reviente de emociones,  donde cortamos  la retina y tiramos el ojo lejos… más allá donde el cuerpo  no puede ir.

Te siento cerca pero no existes.  Eres un  nombre más de la lista de píxeles.  Sonríes de un comentario  que leíste,  hubo una explosión repentina.  Deseás aprobar el mensaje,  como un cesar en el coliseo.  Un DIOS,  sin serlo.   Caminas de aquí  para allá con un letrero  invisible,  de un hola que  tal.

Pausa…

Sigo…

Errante viajero,  en una barra anónima,  perdido en latas de aluminio,  preguntas al vacío.  Desinterés,  cerveza  y amnesia de canciones  sin estilo.  Matagalpa  ganó la serie final.   Quien sabe quien canta,  pero le da un toque mas a reserva de un espacio sin vida.   Nuestra  señora de las lomas,  déjame caer. Tal vez  el golpe sea más real que el intento  de querer  al azar,  imaginando  lo que no fue y no será.

Anuncios