drago

El dragón para mí es un ser solitario, no comprendido, alejado del mundo por su naturaleza.

Por atemorizar y ser la presa.

Por esconderse del  mundo que no lo entiende.

Con su majestuosidad y sus escamas que lo confinan a una eternidad de silencio.

Pero guarda una grieta en su pecho, en la que se puede observar el fuego que lo sofoca por dentro.

Es caballeroso, y sabio.

Es tímido y temido.

Con dos brazos por sabanas se refugia de sí mismo.

De mañana estira sus alas y con un rugido asombroso despierta en lo alto al soberano rey sol.

El dragón es nuestra alma con alas,  es la sinceridad humana tan tosca por fuera y doliente por dentro con un fuego atrapado que nos mantiene viviendo.

Anuncios