El vino es la cadena que te soba y envenena.

Para siempre. 

Blanca navidad,  lindo despertar.  Ries sin parar,  olvidado  queda ya cualquier  ilusión macabra.

Para siempre .

Platica sin cesar,  ojos chinos de buitre pálido.  Todos al unísono, estómagos con  zapatos,  cada  quien con su propio trago.

Por siempre…

Fachadas  de nuestros días,  amnesia de nuestra vida.

Por eso la letra se emborracha,  para poder jugar contigo…

A ser feliz.

Anuncios