A veces o más de un vez uno pierde la perspectiva y basta despegarse  de las preocupaciones para poder dibujar  una sonrisa  cuasi perfecta de oreja a oreja cuidadosamente alineada  a una prevención de vuelo fugaz.  Es ese  momento  único que  te hace  sonreír  sin razón.  Para sentir que perteneces  en el hoy

Anuncios