Nunca pinte mi cuarto, no era mio para comenzar.

Al fin tuve uno propio pero me acostumbre a no pintar.

 

Todos nos parecemos o así dicen. Un libro a una letra, un lápiz a una linea. Pero y vos no pareces al parecido. Mas sos musica al oido como tu cuerda en mi cabeza y tu sonrisa en el tejado amaneciendo sin despertar.

Una nota mas…

 

Siempre me viví mudando de lugar. Me perdí de ruta. Me quede en cajas, mis recuerdos encajados.

Desordenadamente ordenado. Perdidos y encontrados.

Memorias de papeles rayados.

Bolsas para cada ocasión.

Anuncios