Una mente de leyenda, sin una palabra mas que el pensamiento. Hay que comunicarse con alguien, con nuestra sombra, con nuestra idea de mundo. Extendido de una hoja, dejándose llevar por el tiempo. Hay que seguir órdenes o eso dicen, habrá que escribirlas. Que nos hace ser, y porque quieren que seamos lo que no fueron. Cuando acaba la lucha y comienza la aceptación de que eres quien eres y no quien idealizaste ser.

La tinta no acaba, se disuelve toma una vuelta y se envuelve en las fibras que retuercen los huesos. No puedes hablar, o puedes pero cada vez que quieres sale otra hoja en blanco. Te desvelas en un mundo de más caras experiencias o mascaras sin valor que temen mostrar quien son. ¿Y vos quien sos? ¿Porque viniste? Tocaste la puerta y la dejaste abierta esperando a que el viento te ayudara a no existir.

¿Que quisiste decir?

Habla mas fuerte, hay que hacerse escuchar…

Anuncios