Nosotros siempre partimos de un comienzo, el tiempo se dedica a convertir ese inicio en un recuerdo, en una idea.

En algo que tuvo que suceder, los sueños salen de la fabrica con solo cerrar los ojos. Van acumulándose en nuestro cielo tejiendo nuestro mundo de colores.

Es mas llevadero un escrito que te incita a la vida que otras cosas que no merecen ser vistas.

Pero nos volvemos de un solo tono e inútilmente retornamos al comienzo. Con experiencias pero sin esperanza. Con recuerdos y sin presentes. Deseando no tener memoria, mas que el común acuerdo de reír.

Anuncios