Con la imagen capturada en una polaroid reticular, te veo en silencio. El tiempo no es obstaculo, se detuvo en tu sonrisa.

Hoy debatimos sobre el invisible tu y yo, en un volkswagen con fundaciones de viento.

Aterriza como planeador en mi mente las ultimas frases de nuestro ultimo viaje a la luna.

Se como es, platicar con fantasmas. Pero el retrato de una moneda de queso, rodeada de nubes que tapizan su lado oscuro, me recuerda el apagon que ocurrio cuando tu mano se estrello en la mia.

Se fracturaron mis sueños, y desapareci por completo. Justo ayer existi en colores, hoy me acomodo en tu sombra, en mi comodo hogar de sueños.

Anuncios